26 abr. 2013

CIRCULAR EN PUNTO MUERTO I: PRESENTACIÓN

Estimado lector, empieza ahora una serie destinada únicamente a fanáticos de reducir el consumo. El objeto de esta serie es explicar cuando y porque interesa circular en punto muerto para ahorrar combustible. Este tipo de posts no aptos para todos los públicos los etiquetaré como "sólo hypermilers". La palabra hypermiler no me entusiasma especialmente, pero hasta que no se acuñe una palabra en español para fanáticos de reducir el consumo, la utilizaré por su evidente difusión. De hecho, este neologismo del inglés está tan extendido, que ya lo incluyen los diccionarios.

ATENCIÓN: en ningún momento se anima o recomienda a nadie circular en punto muerto. Como expliqué en la presentación del blog, aquí me limito a explicar los porqués.

Si explicar como circular con pendientes ha sido una experiencia fatigosa, que ha requerido 9 posts, explicar y justificar con rigor cuando y porque hay que utilizar el punto muerto va a ser una actividad igualmente fatigosa.

Antes de empezar a tratar este tema, permitidme algunas aclaraciones para evitar  confusión: circular en punto muerto es circular con el cambio de marchas en la posición central, es decir sin ninguna marcha engranada, o lo que es lo mismo, sin conexión entre las ruedas y el motor del coche. En un coche con cambio automático el equivalente es circular con el cambio en la posición neutra o neutral (N). Hay quien utiliza otras expresiones, como planear o circular a vela, o directamente los términos en inglés: coasting o gliding. A mí personalmente me parece más sencillo simplemente utilizar el término “circular en punto muerto”. Otra opción para conseguir el mismo efecto es circular con el embrague presionado, no obstante a esa opción no le veo un uso más marginal. El motivo es que la mayoría de las veces sólo tiene sentido circular sin marcha varios segundos, y si ese es el caso, es más cómodo circular en punto muerto que circular con el pedal del embrague pisado a fondo. Además, circular con el pedal del embrague pisado a fondo fuerza innecesariamente el muelle del embrague.

Otra aclaración más: así como en una transmisión manual circular en punto muerto no es perjudicial para la mecánica (siempre que se trate al embrague con cuidado), no puedo asegurar que ocurra lo mismo en un cambio automático. Es técnicamente posible fabricar un cambio automático que permite pasar de la posición normal (D) a la neutral (N) a cualquier velocidad, pero no tiene porque ser siempre así. Por tanto, si tienes un cambio automático, antes de circular en posición neutral, asegúrate que el coche está preparado para circular en esas condiciones.

También quiero advertiros sobre la desinformación que hay sobre el efecto de circular en punto muerto. Existe toda una leyenda urbana muy extendida, según la cual circular en punto muerto aumenta el consumo. Esto lo podéis encontrar escrito en mucho sitios. Me ahorro añadir ningún link, porque me da vergüenza señalar a nadie, pero lo podéis comprobar vosotros mismos introduciendo el término de búsqueda “conducir en punto muerto”. Veréis algunas sesudas disquisiciones sobre este tema. Normalmente se esgrimen dos argumentos, que en punto muerto el consumo no es cero ya que está funcionando el relentí, o que las cosas han cambiado con la desaparición de los carburadores. Lamento deciros que esta gente está equivocada, simplemente no entienden suficientemente bien como funciona un coche, y/o no han acudido a fuentes fiables. De todas formas, para eliminar cualquier asomo de duda, voy a dedicar un gran esfuerzo a justificar porque el consumo si es menor circulando en punto muerto.

Finalmente termino el post con una obviedad. No confundir circular en punto muerto con circular con el motor apagado. Circular con el motor apagado es una auténtica temeridad ya que:
  • Generalmente perdemos la dirección asistida. Por tanto girar el volante será en el mejor de los casos costoso.
  • Generalmente perdemos la asistencia al freno. Normalmente el freno está asistido (servofreno). Sin el funcionamiento del motor lo normal es que el coche frene mal en cuanto se pierde la presión del circuito. Siempre nos queda el freno de mano, pero el freno de mano no está pensado para su accionamiento con el coche circulando.
  • En caso de necesitar potencia habrá que esperar a que arranquemos el motor.
  • Normalmente las luces no lucirán con la intensidad suficiente, ya que el alternador no está funcionando.
    NOTA: en algunos coches podemos perder más sistemas esenciales, por ejemplo la suspensión.

Desde el punto de vista de la seguridad, sólo se me ocurre aceptable circular con el motor apagado unos pocos metros, y en circunstancias muy especiales. Por ejemplo al aparcar en un garaje particular. Para ello a una velocidad muy reducida apagamos el motor, y los últimos metros hasta que detenemos el coche los circulamos aprovechando la inercia o un pequeño desnivel.
NOTA: si circular con el motor apagado es una temeridad, mucho más temerario es sacar la llave del contacto (no en todos los coches es posible). Una vez se saca la llave del contacto normalmente se pierde la dirección, ya que en cuanto se gire el volante queda bloqueado. Parece evidente, pero se han producido accidentes graves por esta irresponsabilidad.

Continuará...

3 comentarios:

  1. Menos mal, alguien que trata este tema molestándose en analizarlo concienzudamente (como es costumbre en este blog) y no citando que el punto muerto es siempre peligroso y que además consume más siempre. Aunque a veces si peuede resultar peligroso y puede consumirse más que en retención.

    Particularmente noto como esta técnica me funciona, pero sólo en trayectos de ligero desnivel donde ir en una marcha me obliga a ir con el acelerador poco pisado para no perder velocidad, pero en punto muerto apenas pierdo velocidad durante varios kilómetros.

    ResponderEliminar
  2. Excelente información la que das en tu blog, es un gran trabajo. Particularmente me ha encantado el apartado del punto muerto, pues es un tema tabú, no puedes defenderlo sin evitar que te miren como a un loco. ¡¡¡Pero si ha habido coches que llevaban un sistema para ahorrar con el punto muerto en las bajadas (la rueda libre de los Wartburg)!!!.
    Echo en falta, quizá no lo he encontrado, el gran beneficio que representa no detener el coche en los semáforos cuando sea posible ( previendo adaptar la velocidad a su cambio de fase ), y del mismo modo en las rotondas cuando la visibilidad acompaña. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía no he escrito gran cosa sobre rotondas, en realidad sólo hay que aplicar el sentido común, si el tráfico lo permite no tocar el freno. Más adelante igual le dedico un post. Los semáforos aparecen en varios post, aunque no le he dedicado ningún post específico. Una opción para encontrar algo en el blog es utilizar el buscador de Google. Sólo hay que buscar www.comoconsumirmenos.com + el término que sea.

      Eliminar